Noticias e info de la sociedad y la cultura

¿Qué son las extrañas esponjas amarillas en las playas de Francia?

¿Qué son las extrañas esponjas amarillas en las playas de Francia?

Nos hallamos familiarizados, desgraciadamente, a toparnos todo género de basuras, vertidos, desperdicios y restos en las playas. Desde bolsas de basura y botellas de refrescos a máculas de fuel, anillas de plástico, y otros elementos.

¿Mas qué son estas enigmáticas bolas amarillas con forma de esponja que invadieron las playas francesas estos últimos días? No hablamos de un fenómeno apartado, sino más bien de millones de pequeñas esponjas amarillas que han aparecido en bastante más de treinta kilómetros de playa, en la zona de la Costa de Ópalo, en Francia.

¿Qué son las extrañas esponjas amarillas que invaden playas francesas?

Un examen de estas extrañas bolas amarillas certifica que no tiene nada que ver con seres vivos. No son esponjas marinas. Charlamos de parafina, un complejo derivado del petróleo que se emplea para crear cerillas, fertilizantes, productos cosméticos, y asimismo la “corteza” de custodia que tienen dentro ciertos quesos.

Los estudiosos concluyeron que esta parafina procede de algún navío que la ha vertido al mar en estado líquido, y al contacto con el agua fría se ha coagulado hasta convertirse en esponjas amarillas, que flotan hasta las playas. La Costa de Ópalo está cerca del Canal de la Mácula, por donde circulan cientos de cargueros al día que llevan todo género de materiales.

Lo realmente grave es que no se ve ser un vertido eventual, por el hecho de que no es la primera ocasión que sucede. Hace unos meses, en exactamente la misma zona se recogieron esponjas semejantes de color rosa, y en otra ocasión, de color blanco.

De ahí que se ve que charlamos de vertidos premeditados de algún navío o bien alguna compañía que expulsa sus restos al mar. Dicen de que los servicios de limpieza locales las suprimen día tras días, pero retorna a manifestarse.

Agradecidamente, las autoridades aseveran que estas esponjas amarillas de parafina no son tóxicas ni para la gente ni para la fauna, de ahí que no pusieron en marcha ningún plan de conseguida. Eso sí, aconsejan no ingerirlas de forma casual. Por el opuesto, los ecologistas aseguran que, si bien no sean contaminantes, son tan rebosantes en ciertas playas que tienen la posibilidad de poner bajo riesgo la fauna local, por acumulación.

Lo malo de todo es que resulta inalcanzable rastrear a los responsables, en tanto que las bolas amarillas se extienden por bastante más de treinta kilómetros de playas.