Noticias e info de la sociedad y la cultura

Personas que aun creen en los hechizos

Personas que aun creen en los hechizos

Hoy en día la sociedad vive en un mundo donde lo único que debe realizar es trabajar para comprar una casa y tratar de subsistir con el dinero que le queda del sueldo, pero realmente se están olvidando de cosas importantes como tomar una buena taza de café junto a una persona con una buena conversación.

Otra de las cosas que han cambiado es el hecho de que los niños ya no creen en el Hada de los dientes o en el Cuco como muchos los llaman y son muy pocas las que aun conservan esa pequeña parte de inocencia.

Según tiempos antiguos se le ha considerado a un hechizo como un acto mágico a través del cual, por medio de procedimientos sobrenaturales, se busca tener influencia en la realidad, así como adquirir dones para la adivinación. Para ello se puede recurrir a conjuros, es decir, frases o palabras mágicas, compuestas en ocasiones por palabras y versos.

Los que aun quieren saber sobre qué son estos sucesos vamos a explicar un poco más.

Dentro de los hechizos se incluyen métodos de clarividencia como la cartomancia (lectura de barajas), la cafeomancia (lectura del café) o la quiromancia (lectura de la mano) los cuales entran dentro de los llamados sortilegios.

Otra categoría de hechizos aparte de los sortilegios es la de los encantamientos, que cumplen la función de influir en otras personas, ya sea de manera negativa (maldiciones) o de manera positiva (bendiciones). Como nota curiosa, la palabra sortilegio deriva del latín “se tortis” (suerte) y “legis” (lectura) que puede traducirse como “lectura de la suerte”. Es una palabra derivada del latín culto, es decir, del lenguaje utilizado por las élites del imperio romano.

Este tipo de actos mágicos han sido condenados por las religiones monoteístas, incluyendo el cristianismo. En el caso del mundo occidental, hoy en día existe tolerancia hacia este tipo de rituales siempre y cuando no existan actos dañinos para la vida y la moral. Los sacrificios con animales, por ejemplo, son rechazados incluso por personas que practican la hechicería, y han sido reemplazados por sacrificios simbólicos. En el caso de la clarividencia, más específicamente la cartomancia, no se tiene la intención de hacer daño a otras personas, sino, por el contrario, ayudarles a tomar decisiones sobre su presente y su futuro.

Hay que reconocer, sin embargo, que existen personas renombradas “hechiceras” con intenciones bastante oscuras, bien sea porque utilizan sus conocimientos de manera maléfica, o porque son en realidad charlatanes de oficio, y sólo tienen la intención de hacer dinero aprovechando un mercado cautivo de gente ingenua.

Pasos para realizar un hechizo

Preparación:

En esta fase hay que responderse varias preguntas¿Dónde se realizará el hechizo?¿Que materiales se requieren?¿Cuántas personas se necesitan?¿tienen estas personas poderes extrasensoriales?. Una sesión espiritista realizada en una casa abandonada, en la cual se utilicen velas aromáticas y se esté confiando en la capacidad espiritual y comunicativa de un médium se hace al responder todas esas preguntas, y preparando con antelación el ambiente idóneo para la misma.

Apertura:

Creación de un “entorno mágico” previamente planificado. Se recomienda que los hechizos sean realizados por personas con experiencia.

Invocación:

Súplica de ayuda a entes sobrenaturales. Sólo con su ayuda un hechizo puede ser posible.

Ejecución:

Se cumplen pasos para poder hacer el hechizo, esta vez con ayuda de los entes sobrenaturales

Sacrificio:

Como dijimos anteriormente, no necesariamente debe ser tangible, sino simbólico. Debe ser algo que este a la altura de lo que queremos lograr. De nada vale sacrificar algo que no nos importa a cambio de un gran hechizo o de algo importante

Cierre:

Un proceso muy necesario, ya que impide la entrada de entes malignos. Para ello es recomendable ir deshaciendo el entorno mágico creado durante la apertura.